Unamuno falleció el 31 de diciembre de 1936. Ni fascismo, ni comunismo, ni nacionalismo


Miguel de Unamuno (libros en formato digital aquí) murió un 31 de diciembre de 1936, siendo seguramente uno de los pocos referentes de la política e intelectualidad española del primer tercio del siglo XX (en la fotografía se observa a Unamuno posando para el pintor López Mezquita, Hendaya c. 1926). Durante su vida fue procesado por la monarquía de Alfonso XIII, desterrado por la dictadura de Primo de Rivera a la isla de Fuerteventura, fue crítico con el nacionalismo vasco, decepcionado por la II República y opuesto totalmente al golpe de estado de 1936. Tras su famoso discurso del 12 de octubre de 1936 donde pronunció la famosa frase "venceréis, pero no convenceréis", los hechos se precipitaron. El 13 de octubre fue cesado como alcalde vitalicio por el delito de "incompatibilidad moral corporativa, vanidad delirante y antipatriótica actuación ciudadana" (El Norte de Castilla, edición impresa 31.12.16). El 14 de octubre la Universidad de Salamanca lo expulsa del rectorado y acaba recluido (prisionero) en su propia casa de la salmantina calle Bordadores hasta su fallecimiento (sobre los últimos días de Unamuno puede leerse En el torbellino. Unamuno en la Guerra Civil)

Comentarios